Skip to content Skip to footer
hector-carvajal-hair-artist-barcelona

Héctor Carvajal
Hair Artist

Héctor Carvajal es el responsable del salón de peluquería de Barcelona que lleva su mismo nombre.

Héctor se considera mucho más que un estilista, es un artista del cabello y así lo demuestra su amplia trayectoria de éxito:

- Finalista del Style Masters.
- Finalista de Yo soy el talento de L'Oréal Professionel.
- Ganador en 2015 de los premios "Avant-Garde".
- Seleccionado para participar en el "Best Emergent Talent" en 2015, considerados los "Óscars de la peluquería".

Al habla Héctor: «Que sí, que todo esto de los premios está muy bien, no te lo voy a negar, pero yo he venido aquí a hablar de mi salón (y de mí, obviamente). Voy a contarte 5 cositas que puede que no sepas de mí para que, cuando vengas a mi salón de peluquería en el corazón de Barcelona, tengas la sensación de conocerme desde hace siglos y te sientas como en casa»:

  • Cuando gané el premió TOCADO (peluquero vanguardia español) justo en el momento en el que estaban dando los premios, como estaba convencido de que no iba a ganar, me fui al baño. Desde allí escuché que decían mi nombre y tuve que salir corriendo del baño y en el escenanio tuvieron que esperar un ratito. Ya sabes, por aquello de que «lo bueno se hace esperar», ja, ja, ja. (Ahora me río, pero qué mal rato pasé…).
  • El día que abrí mi salón boutique de peluquería me tatué la frase «hoy es el mañana que ayer soñé» un lema que me prometí que me tatuaría cuando lo consiguiera y que ahora siempre me acompaña.
  • Siempre que puedo me encanta escaparme a Ibiza, un lugar especial porque tengo debilidad por ponerme delante Es Vedrà y canalizar toda mi energía para poder volver renovado.
  • Me gusta soñar alto, como poder participar en una portada potente en Vogue París o encargarme de la parte de peluquería de un videoclip de Lady Gaga, Rosalía o JLo; artistas a las que admiro y que tienen mucho rollazo.
  • Otra de mis frases estrella es «la felicidad viaja conmigo», porque hace años que trabajo el bienestar interior. Hay que cuidarse de dentro para fuera y eso, cariño, no hay peluca que lo arregle.